Diferencias Entre Entidades Federativas

Diferencias Entre Entidades Federativas

Organizacion territorial de Mexico

Los Estados Unidos Mexicanos son una federación integrada por treinta y un estados libres y soberanos. Los estados conforman un solo Estado federal o Unión que tradicionalmente ha ejercido jurisdicción exclusiva sobre el Distrito Federal, un territorio que no pertenece a ningún estado sino a toda la Federación por igual y de la cual es su capital, sede de los poderes de gobierno. No obstante, desde 1997 esta entidad ha recibido mucho mayor autonomía y los residentes ahora eligen al jefe de gobierno y a los representantes de una Asamblea Legislativa local.

Nacimiento de la Federación:

Los Estados Unidos Mexicanos nacieron como Unión independiente tras la promulgación de la Constitución Federal de los Estados Unidos Mexicanos, el 4 de octubre de 1824, sucesora del efímero Primer Imperio Mexicano. Durante ese año los diversos estados que integrarían la federación ya habían comenzado la elaboración de sus propias constituciones, aunque la América Central, que había pertenecido al efímero Primer Imperio Mexicano, optó por no integrarse a la federación sino conformar un Estado independiente cuyo territorio fuese aquél de la Capitanía General de Guatemala. No obstante, en la región centroamericana de Chiapas surgió un movimiento unionista que propugnaba por un referéndum que permitiera que la población decidiese si optaba por ser parte de la Unión mexicana o separarse. La mayoría de la población optó por la Unión, y Chiapas se integró a la federación mexicana en 1824. De esta manera fueron 19 los estados originales o fundadores de la federación: Chiapas, Chihuahua, Coahuila y Texas, Durango, Guanaxuato, México, Michoacán, Nuevo León, Oaxaca, Puebla de los Ángeles, Querétaro, San Luis Potosí, Sonora y Sinaloa (o Estado de Occidente), Tabasco, Tamaulipas, Veracruz, Xalisco, Yucatán y Zacatecas. Además, se conformaron los siguientes territorios federales: la Alta California, la Baja California, Colima, y Santa Fe de Nuevo México. En ese mismo año se conformó el Distrito Federal. Tlaxcala, que había conservado un estatus especial desde los tiempos de la conquista, se integró como territorio después de la publicación de la constitución, el 24 de noviembre, 1824.

La federación sería disuelta en dos ocasiones durante el siglo XIX. La primera fue de 1835 a 1846 que iniciaría con la publicación de las Siete Leyes (que dieran origen a la Primera República Central) y después de un breve periodo anticonstitucional, se confirmaría con la publicación de las Bases Orgánicas de la República (que diera origen a la Segunda República Central). El centralismo, no obstante, no se aplicaría eficazmente: Texas, Nuevo León, Coahuila, Tamaulipas, Zacatecas y Yucatán declaraban la independencia de México hasta que el federalismo fuese restaurado. Sólo Texas y Yucatán lograron independizarse. Sin embargo, la reintegración de Yucatán a México, aún bajo el sistema central, estaba sujeta a la preservación de su autonomía (su propia constitución y leyes de aduanas), rasgo que la diferenció de las demás regiones en ese entonces.

El federalismo fue restaurado en 1846 y en 1857 se elaboró una segunda constitución federal. En 1864, sin embargo, tras la Intervención Francesa, se reestableció el sistema monárquico y centralista, el Segundo Imperio Mexicano dirigido por el emperador Maximiliano de Habsburgo. Éste sería depuesto en 1867 y el federalismo republicano sería restaurado nuevamente bajo la constitución de 1857. La Constitución Política que surgiría de la Revolución Mexicana confirmó el sistema federal de gobierno que ha durado hasta nuestros días.


Mis sitios nuevos:
Emprendedores
Politica de Privacidad