Divertida

Divertida

! Divertida

La presentación de un tema de matemáticas debe ser interesante y amena con anécdotas y comentarios que enriquecen los conceptos y ayudan a su aprendizaje.

Si el alumno no encuentra agradable los primeros contactos con los temas de matemáticas la dificultad para aprender los temas posteriores aumenta y tenemos después alumnos que primero deben ser convencidos para lograr que pongan la mínima atención en cualquier tema; así, un maestro se pasa la mayor parte del tiempo motivando, interesando y captando la atención y poco tiempo enseñando.

Un ejemplo de hacer las matemáticas divertidas es por ejemplo las propiedades básicas de los números reales.

Se acostumbre enseñar las propiedades de los números reales pidiendo que el alumno las memorice, cada uno de los nombres: Cerradura, conmutativa, asociativa, disributiva, elementos neutros y elementos inversos. Que se aprendan la forma algebraica para representarla y hasta se hacen exámenes para ver si se las aprendieron. Hay maestros que usan la técnica constructivista, que es muy buena, y que le ayudan a entender a los alumnos la propiedad; pero al final casi por lo regular el 99% de los casos el resultado siempre es el mismo: EL ALUMNO NOS LAS RECUERDA Y MUCHO MENOS NO SABE CUÁNDO NI CÓMO USARLAS.

Cuando un alumno usa propiedades algebraicas, lo hace por que lo recuerda de un problema o situación similar, pero casi nunca lo relaciona con las propiedades que le obligaron a memorizar y que no las retuvo mucho tiempo.

Aquí optamos por una manera divertida, recordamos la historia de Alexandre Dumas cuando D’Artagnan citó a los tres mosqueteros para batirse en duelo y su dilema era si batirse con UNO o con TODOS, por supuesto que finalmente se unió a los tres para pelear contra los guardias del Cardenal, pero aquí lo utilizamos para enfocar al alumno a que recuerde y lo asocie con las propiedades asociativa de la multiplicación y distributiva.

A * ( VARIOS)

Tenemos que A va a multiplicar a la expresión dentro del parentesis, que contiene varios elementos.

Así como D’Artagnan, A no sabe si multiplicar a UNO o a TODOS. De una manera muy simple de recordar le decimos cómo saber qué hacer y lo mas importante , cada vez que lo utilicemos se lo recordamos para que lo refuerce y lo domine.

Es sorprendente cómo con esta simple propiedadad y un par de cosas más acerca de cómo hacer las cancelaciones y manejar los paréntesis se puede decir que aprendimos TODAS LAS REGLAS DE ÁLGEBRA QUE NECESITAMOS PARA SECUNDARIA y también para profesional, pues son las mismas.

Comparado con esto, hay cursos donde enseñan 90 o 100 propiedades básicas, entre productos notables, leyes de los exponentes, radicales, factorización, etc. y lo peor de todo, muchas veces sin que se relacionen.

Regresar a Matematicas I


Mis sitios nuevos:
Emprendedores
Politica de Privacidad