La Transicion Democratica En El Mundo

La Transicion Democratica En El Mundo

transición española a la democracia

La transición española a la democracia era la época en la que España pasado de la dictadura de Francisco Franco a una democrático liberal del Estado. La transición se suele decir que comenzó con la muerte de Franco el 20 de noviembre de 1975, mientras que su realización ha sido diversamente dijo estar marcados por la Constitución española de 1978, El fracaso de intento de golpe de Antonio Tejero el 23 de febrero de 1981, o la victoria electoral de la Partido Socialista Obrero Español (PSOE), el 28 de octubre de 1982.

Papel político de Juan Carlos I

La muerte de Franco elevada Don Juan Carlos de Borbón al trono. Hasta que la muerte de Franco, Juan Carlos se había quedado en segundo plano y parecía seguir los planes del dictador de nombrarlo su sucesor como jefe de Estado y más tarde Rey de España. Una vez en el poder como rey, Juan Carlos facilitado el desarrollo del sistema político actual, como su padre, Don Juan de Borbón, Había manifestado desde 1946.

La transición fue un ambicioso plan que contó con amplio apoyo tanto dentro como fuera de España. Occidental los gobiernos, encabezados por el De los Estados Unidos, Ahora a favor de un español monarquía constitucional, Al igual que muchos españoles e internacionales capitalistas.

Sin embargo, la transición resultó difícil, ya que el espectro de la La Guerra Civil (1936–1939) sigue obsesionado España. Franquistas en el a la derecha apoyo del que goza considerable en el Ejército español, Y la gente de la la izquierda desconfiaba de un rey que debía su posición a Franco.

La realización del proyecto democrático requiere que la oposición de izquierda limitar sus propios elementos más radicales de la provocación, y que el ejército se abstenga de intervenir en el proceso político en nombre de los elementos franquistas en el gobierno existente.

Juan Carlos comenzó su reinado sin salir de los confines del sistema jurídico de Franco. Como tal, juró fidelidad a los Principios de la Movimiento Nacional, El único partido legal de la época de Franco, tomó posesión de la corona antes de que el franquismo Cortes Generales Y? respeta la Ley Orgánica del Estado (Ley Orgánica del Estado) para el nombramiento de su primer Jefe de Gobierno. Sólo en su discurso ante la Cortés lo que indica su apoyo a una transformación del sistema político español. Primer gobierno de Adolfo Suárez (julio 1976-junio 1977)

Fernández Miranda, Como presidente del Consejo del Reino, obtenidos Adolfo Suárez’S la colocación en la nueva lista de tres candidatos a jefe de gobierno. El rey escogió Suárez porque sentía que podía asumir el reto del difícil proceso político que tenía por delante: convencer a las Cortes Generales (Parlamento español), que se compone de instalar Franquista políticos, para desmantelar Franco’Sistema de s. De esta manera formalmente actuaría en el ordenamiento jurídico franquista y evitar así la posibilidad de una intervención militar en el proceso político.

Suárez rápidamente presentó un programa político claro basado en dos puntos:

El desarrollo de un Ley para la Reforma Política que, una vez aprobado por las Cortes y al público español en un referéndum, se abriría el proceso constituyente para la creación de una democracia liberal en España. La convocatoria de elecciones democráticas en junio de 1977 para elegir unas Cortes encargada de redactar una nueva constitución democrática.

Este programa fue clara e inequívoca, pero su realización a prueba la capacidad política de Suárez. Tenía que convencer a la oposición a participar en su plan y el ejército para permitir que el proceso se ejecute sin interrupciones, y al mismo tiempo necesario para poner bajo control la situación en la País Vasco.

A pesar de estos retos, el proyecto de Suárez se llevó a cabo sin demora entre julio 1976 y junio de 1977. En este corto periodo de tiempo Suárez tuvo que actuar en muchos frentes para lograr sus objetivos. La Ley para la Reforma Política

El proyecto de Ley para la Reforma Política (Ley Para La Reforma Política) Fue escrita por Torcuato Fernández-Miranda, Presidente de las Cortes, que lo entregó al gobierno de Suárez en julio de 1976. El proyecto fue aprobado por el Gobierno Suárez en septiembre de 1976.[1] Para abrir la puerta a la democracia parlamentaria en España, esta legislación no basta con crear un nuevo sistema político mediante la eliminación de los obstáculos creados por el régimen de Franco contra la democracia: que tenía que liquidar el sistema franquista a través de las Cortes franquistas sí mismo.[cita requerida] Throughout the month of November the Cortes, under the able presidency of Fernández Miranda, debated this law, which it ultimately approved with 425 votes in favor, 59 against, and 13 abstentions.

El gobierno de Suárez trató de ganar legitimidad más para que los cambios a través de un referéndum popular. El 15 de diciembre de 1976, con una tasa de participación de 77.72%, 94% de los votantes expresaron su apoyo a los cambios. A partir de este momento, fue posible iniciar el proceso electoral (la segunda parte del programa de Suárez), que serviría para elegir a los diputados de la Cortes Constituyentes, El cuerpo que iba a ser responsable de la creación de una constitución democrática.

Con esta parte de su plan de cumplimiento, Suárez tuvo que resolver una cuestión fundamental: ¿debía incluir a los grupos de oposición que no habían participado en el inicio de la transición? Suárez también tuvo que lidiar con otro tema delicado: llegar a un acuerdo con la oposición antifranquista. Relaciones del gobierno de Suárez con la oposición

Suárez ha adoptado una serie de medidas políticas para añadir credibilidad a su proyecto. En julio de 1976 se emitió una amnistía política parcial, la liberación de 400 prisioneros. Extendió esto en marzo de 1977, y, finalmente, concedió una amnistía general en mayo del mismo año. En diciembre de 1976, el Tribunal de Orden Público (TOP), una especie de franquismo la policía secreta, Se disolvió. En marzo de 1977, el derecho a huelga fue legalizada, con el derecho a sindicarse se le conceda el mes siguiente. También en marzo una nueva ley electoral (Ley Electoral) Presenta el marco necesario para el sistema electoral de España a ponerse en consonancia con los de otros países que se liberal democracias parlamentarias.

A través de estas y otras medidas de gobierno, Suárez cumplido con las condiciones que los grupos de oposición exigió primero en 1974. Estas fuerzas de la oposición se reunió en noviembre de 1976 para crear una plataforma de organizaciones democráticas.

Suárez había iniciado contactos políticos con la oposición al reunirse con Felipe González, secretario general de la Partido Socialista Obrero Español (PSOE), en agosto de 1976. La actitud positiva del líder socialista dio un mayor apoyo de Suárez para llevar adelante su proyecto político, pero todo el mundo percibe claramente que el gran problema para la normalización política del país sería la legalización de la Partido Comunista de España (Partido Comunista de España, PCE), que, a la vez, más activistas y fue más organizado que cualquier otro grupo en la oposición política. Sin embargo, en una reunión entre Suárez y los líderes militares más importantes en septiembre, los agentes fuertemente declarada oposición a la legalización del PCE.

El PCE, por su parte, actuaba cada vez más público a expresar sus opiniones. De acuerdo con los comunistas, la Ley para la Reforma Política era antidemocrática y, por otra parte, las elecciones para las Cortes constituyentes deben ser convocadas por un gobierno provisional que formó parte de las fuerzas políticas de la oposición. La oposición no mostró ningún entusiasmo por la Ley para la Reforma Política. Suárez tuvo que arriesgar más para involucrar a las fuerzas de oposición en su plan.

En diciembre de 1976, el PSOE celebró su 27 º Congreso de Madrid, Y comenzó a desvincularse de las exigencias del PCE, afirmando que participará en la próxima convocatoria de elecciones para las Cortes Constituyentes. A principios de 1977, el año de las elecciones, Suárez decidió enfrentar el problema de la legalización del PCE. Después de la indignación pública levantada por el Matanza de Atocha en enero de 1977 en contra de sindicalistas y comunistas, Suárez decidió hablar con el secretario general de PCE Santiago Carrillo en febrero. voluntad de Carrillo a colaborar sin exigencias previas y su oferta de un “pacto social” para el período posterior a las elecciones Suárez empujó a tomar el paso más arriesgado de la transición: la legalización del PCE en abril de 1977. Sin embargo, a lo largo de este período crítico, el gobierno comenzó una estrategia de ofrecer un mayor espacio institucional a la Unión General de Trabajadores de (UGT), sindicato socialista, en comparación con la entonces comunista orientada CCOO. La forma en que fue contrarrestado un sindicato unificado estratégicamente es una característica importante de la transición española, ya que limita la oposición radical y creó la base para un sistema de fractura de las relaciones laborales. Relaciones del gobierno de Suárez con el ejército

Adolfo Suárez conocía bien que el “Bunker”-Un grupo de franquistas de línea dura, encabezado por José Antonio Girón y Blas Piñar, Utilizando los periódicos El Alcázar y Arriba como sus voceros-tenían estrechos contactos con los oficiales del ejército y la influencia ejercida sobre importantes sectores de las fuerzas armadas. Estas fuerzas podían constituir un obstáculo insalvable si se trajo la intervención militar contra sobre la reforma política.

Para resolver el problema, Suárez intención de ganarse la vida con un grupo de liberales entre los militares, centrada en General Díez Alegría. Suárez decidió dar a los miembros de este grupo las posiciones de autoridad con la mayor responsabilidad. La personalidad más notable de esta facción en el Ejército era el general Manuel Gutiérrez Mellado. Pero en julio de 1976, el Vicepresidente de Asuntos de Defensa era el general Fernando de Santiago, un miembro de un grupo de línea dura dentro del ejército. De Santiago ha mostrado su inquietud antes, durante la primera amnistía en julio de 1976. Él se había opuesto a la ley que otorga el derecho a sindicalizarse. Suárez desestimó Fernando de Santiago y nombró en lugar Gutiérrez Mellado. Este enfrentamiento con el General de Santiago provocó una gran parte del ejército para oponerse a Suárez, una oposición que se intensificó aún más cuando el PCE fue legalizado.

Mientras tanto, Gutiérrez Mellado promovidos los funcionarios que apoyaron la reforma política y eliminar los comandantes de las fuerzas de seguridad (Policía Armada y el Guardia Civil) que parecían apoyar la preservación del régimen franquista.

Suárez quería demostrar al ejército que la normalización política del país no significa anarquía ni la revolución. En este sentido, que contó con la colaboración de Santiago Carrillo, pero él no puede en manera contar con la colaboración de los grupos terroristas. Resurgimiento de la actividad terrorista

El País Vasco se mantuvo, durante la mayor parte de este período, en un estado de turbulencia política. Suárez concedió una amnistía por etapas para numerosos presos politcal Vasco, pero los enfrentamientos continuaron entre la policía local y los manifestantes. La ETA, Que en el verano de 1976 parecía abierto a una tregua limitada después de la muerte de Franco, se reanuda la confrontación armada de nuevo en octubre. 1978–1980 sería de tres años más mortal de ETA nunca.[2] Pero fue entre diciembre de 1976 y enero de 1977 cuando una serie de ataques dado lugar a una situación de alta tensión en España.

Los maoístas GRAPO (Grupos de Resistencia Antifascista Primero de Octubre) Comenzó su lucha armada por los bombardeos de lugares públicos, y luego continuó con el secuestro de dos importantes figuras del régimen: el Presidente del Consejo de Estado José María de Oriol, Y General Villaescusa, Presidente del Consejo Superior de la Justicia Militar. Desde la derecha, durante estos secuestros, los miembros de los neo-fascista Alianza Anticomunista Apostólica asesinaron a seis miembros del PCE, Cinco de ellos abogados laboralistas, en una oficina en la calle de Atocha en Madrid en enero de 1977.

En medio de estas provocaciones, Suárez convocó su primera reunión con un número significativo de líderes de la oposición, que publicó una condena del terrorismo y dio su apoyo a las acciones de Suárez. Durante este tiempo turbulento, el Bunker aprovechó la inestabilidad y declaró que el país estaba al borde del caos.

A pesar del aumento de la violencia de la ETA y el GRAPO, las elecciones para las Cortes Constituyentes se llevaron a cabo en junio de 1977. Primeras elecciones y el proyecto de la Constitución carteles políticos en una exposición que conmemora 20 años de la Constitución Española de 1978.

Las elecciones que se celebraron el 15 de junio de 1977, confirmó la existencia de cuatro fuerzas políticas importantes a nivel nacional. Los votos se descompuso de la siguiente manera:

Unión del Centro Democrático (UCD, Unión de Centro Democrático): 34.61% Partido Socialista Obrero Español (PSOE, Partido Socialista Obrero Español): 29.27% Partido Comunista de España (PCE, Partido Comunista de España): 9.38% Alianza Popular (AP, Alianza Popular): 8.33%[3]

Con el éxito de la Partido Nacionalista Vasco (PNV, Partido Nacionalista Vasco) Y el Pacto Democrático por Cataluña (PDC, Pacte Democràtic per Catalunya) En sus respectivas regiones, nacionalista partes también empezó a mostrar su fuerza política en estas elecciones.

Más carteles políticos en la misma exposición.

La Cortes Constituyentes (Elegido en el parlamento español) comenzó a redactar una constitución en el verano de 1977. En 1978, la Pacto de la Moncloa se aprobó: un acuerdo entre los políticos, los partidos políticos y los sindicatos para planificar cómo manejar la economía durante la transición. La Constitución española de 1978 pasó a ser aprobada en referéndum el 6 de diciembre de 1978. Los gobiernos de la UCD

Antonio Tejero, irrumpiendo en el Congreso de los Diputados 23 de febrero 1981, de intentar un golpe de Estado. Abajo a la derecha es el ministro de Defensa Manuel Gutiérrez Mellado.

La UCD recibió una pluralidad, No una, sino mayoría absoluta, Tanto en junio de 1977 y marzo de elecciones de 1979. Para ejercer el poder, la UCD tuvo que formar coaliciones parlamentarias con otros partidos políticos.

El gobierno pasó la mayor parte de su tiempo desde 1979 trabajando para mantener unidas a las muchas tendencias dentro del partido mismo, así como sus coaliciones. En 1980, el gobierno de Suárez había en su mayor parte logró sus objetivos de transición a la democracia y carecía de una agenda clara aún. Muchos miembros de la UCD eran bastante conservadores y no quería profundizar el cambio. Por ejemplo, un proyecto de ley para legalizar el divorcio causó mucha disensión dentro de la UCD, a pesar de ser apoyado por la mayoría de la población[cita requerida]. La coalición UCD se vino abajo.

Los enfrentamientos entre las diversas tendencias dentro del partido erosionado la autoridad de Suárez y su papel como líder. La tensión estalló en 1981: Suárez dimitió como jefe de gobierno, y Leopoldo Calvo Sotelo fue nombrado, en primer lugar para dirigir el nuevo gabinete y más tarde a la presidencia de la UCD; los socialdemócratas dirigido por Francisco Fernández Ordóñez desertó de la coalición.

Mientras que la normalización democrática había logrado convencer a ETA (pm), El “político-militar”, facción de ETA de abandonar las armas y entrar en la política parlamentaria, que no impidió que la continuación de los ataques terroristas ETA (m) (“ETA militar”, y más tarde simplemente “ETA”), y, en menor medida, por los GRAPO. Mientras tanto, la inquietud en varias secciones de las fuerzas armadas creado temor de una inminente golpe militar. El intento de golpe conocido como 23-F, En los que el teniente coronel Antonio Tejero llevó una ocupación por un grupo de Guardia Civil de la Congreso de los Diputados en la tarde del 23 de febrero 1981 falló, pero demostró la existencia de elementos dentro del ejército insurreccional. El PSOE en el gobierno

Calvo Sotelo disolvió el parlamento y convocó elecciones para octubre de 1982. En las elecciones de 1979, la UCD había logrado una pluralidad, pero en 1982 sufrió una derrota espectacular. La elecciones dio la mayoría absoluta al PSOE, que ya había pasado muchos años la elaboración de su imagen de un gobierno alternativo.

En el 28 Congreso del PSOE (mayo de 1979), secretario general Felipe González renunció en vez de aliarse con los importantes elementos revolucionarios que parecía dominar el partido. Un congreso especial que se llamaba de septiembre, y reajustado el partido a lo largo de más líneas moderadas, con renuncia Marxismo y permitiendo González para hacerse cargo una vez más.

A lo largo de 1982, el PSOE confirmó su orientación moderada y trajo a los socialdemócratas que se habían roto sólo por la UCD.

Ganar una mayoría absoluta en el parlamento en dos elecciones consecutivas (1982 y 1986), y exactamente la mitad de los escaños en 1989, permitió al PSOE legislar y gobernar sin establecer pactos con otras fuerzas políticas parlamentarias. De esta manera, el PSOE podría hacer leyes para lograr los objetivos de su programa político “El Cambio”(“ El cambio “). Al mismo tiempo, el PSOE llevó a muchos gobiernos locales y regionales. Esta cómoda mayoría política permitió al PSOE a dar al país un largo período de tranquilidad y estabilidad, después de intensos años de la transición.

Spanish transition to democracy. (2011, June 5). In Wikipedia, The Free Encyclopedia. Retrieved 06:01, June 7, 2011, from http://en.wikipedia.org/w/index.php?title=Spanish_transition_to_democracy&oldid=432745749

Transición Española

La Transición Española es el periodo histórico en el que se da el proceso por el que España deja atrás el régimen dictatorial del General Francisco Franco, pasando a regirse por una Constitución que consagraba un Estado social, democrático y de Derecho.

Respecto a la duración exacta de la transición, algunos la enmarcan dentro del periodo comprendido entre la proclamación de Juan Carlos I de Borbón como Rey de España el 22 de noviembre de 1975 y la entrada en vigor de la Constitución, el 29 de diciembre de 1978. Otros muchos la sitúan entre dos fechas clave: el 20 de noviembre de 1975, cuando fallece el dictador Francisco Franco; y el 28 de octubre de 1982, año en que deja de gobernar la UCD, partido que promovió el cambio de régimen político y la aprobación de la Constitución del 78, en cuya elaboración participó con tres de los siete ponentes que se encargaron de la redacción del texto.

El proceso de transición comenzó tras la muerte de Franco, el 20 de noviembre de 1975. El denominado Consejo de Regencia asumió, de forma transitoria, las funciones de la Jefatura del Estado hasta el 22 de noviembre, fecha en la que es proclamado Rey ante las Cortes y el Consejo del Reino, Juan Carlos I de Borbón.

El Rey confirmó en su puesto al Presidente del Gobierno del régimen franquista, Arias Navarro. No obstante, pronto se manifestaría la dificultad de llevar a cabo reformas políticas bajo su Gobierno, lo que produciría un distanciamiento cada vez mayor entre Arias Navarro y Juan Carlos I. Finalmente el Presidente del Gobierno presenta su dimisión al Rey, el día 1 de julio de 1976.

Arias Navarro sería relevado en la presidencia del Gobierno por Adolfo Suárez, quien se encargaría de entablar las conversaciones con los principales líderes de los diferentes partidos políticos y fuerzas sociales de cara a elaborar una Constitución democrática.

El 15 de diciembre de 1976 se celebró el Referéndum para la Reforma Política. Como consecuencia de su aprobación por el pueblo español, esta ley se promulga el 4 de enero de 1977. Esta norma contenía la derogación tácita del sistema político franquista en sólo cinco artículos.

La aprobación de esta norma abrió paso a la celebración de las primeras elecciones democráticas, el 15 de junio de 1977. Unión de Centro Democrático es el partido más votado aunque no alcanza la mayoría absoluta y es el partido encargado de formar gobierno. A partir de ese momento comienza el proceso de redacción de la Constitución.

El 6 de diciembre de 1978 se aprobó en referéndum la Constitución Española, entrando en vigor el 29 de diciembre.

A principios de 1981 dimite Adolfo Suárez debido al distanciamiento con el Rey y a las presiones internas de su partido. Durante la celebración de la votación en el Congreso de los Diputados para elegir como sucesor a Leopoldo Calvo Sotelo se produce el golpe de Estado dirigido por Antonio Tejero, Alfonso Armada y Jaime Milans del Bosch, entre otros. El golpe, conocido como 23-F, fracasará.

Las tensiones internas de la UCD provocarían su desintegración a lo largo de 1981 y 1982. El segmento democristiano terminaría integrándose con Alianza Popular, pasando así a ocupar la franja de centro-derecha. Por otro lado, los miembros más cercanos a la socialdemocracia se unirían a las filas del PSOE.

El Partido Socialista Obrero Español (PSOE) sucedió a la UCD tras obtener mayoría absoluta en las elecciones generales del 82, ocupando 202 de los 350 escaños, y comenzando así la II Legislatura de España. Por primera vez desde las elecciones generales de 1936, un partido considerado de izquierdas o progresista iba a formar gobierno.

Transición Española. (2008, 6) de agosto. Wikipedia, La enciclopedia libre. Fecha de consulta: 06:35, agosto 8, 2008 from http://es.wikipedia.org/w/index.php?title=Transici%C3%B3n_Espa%C3%B1ola&oldid=19259985.


Mis sitios nuevos:
Emprendedores
Politica de Privacidad