Recursos Y Condiciones Para La Solucion De Conflictos Sin Violencia

Recursos Y Condiciones Para La Solucion De Conflictos Sin Violencia

Recursos y condiciones para la solucion de conflictos sin violencia

Diálogo

El diálogo (del gr. διά (diá, a través) + λόγος (logos, palabra, discurso) es una modalidad del discurso oral y escrito que se da en la comunicación entre un emisor y un receptor que interactúan.

Diálogo es un intercambio de ideas por cualquier medio directo o indirecto , natural o artificial, puede ser desde una amable conversación hasta una acalorada discusión entre dos o mas personas o grupos entre si.

También se usa como tipología textual en lingüística y en literatura cuando aparecen dos personajes que usan el discurso diégetico llamados interlocutores. En este sentido constituye la forma literaria propia del género literario dramático y, como tal, se divide en parlamentos o peroraciones entre personajes que se dirigen mutuamente la palabra.

El diálogo consiste en presentar una conversación sostenida entre dos o más interlocutores. El diálogo se emplea en los subgéneros literarios, tales como: La novela, el cuento, la fábula, teatro o poesía.

ver Diálogo (género literario)

Un buen diálogo nos permite definir el carácter de los personajes. La palabra revela intenciones, estados de ánimo, en definitiva, lo que no se puede ver y en ello radica su importancia.

El diálogo exige un gran esfuerzo de creación ya que obliga a penetrar en el pensamiento del personaje. ejemplo: “Edipo Rey” de Sófocles.

Características:

Debe estar Caracterizado por una apertura sin reservas, en torno al problema común de una verdad importante para la mutua convivencia.

Ser Intento por tener la apertura interior necesaria por comprender al interlocutor y poseer una interior disposición a corregir las propias posturas, posiciones.

No debe consistir en un mero intercambio de monólogo, en el que cada una de las partes intenta justificar su propio punto de vista y el otro “oye” pero no termina de “escuchar” ni aceptar en la posibilidad de que esté escuchando la verdad o parte de ella desde el otro.

No debe intentar síntesis o promedios consensuados de dudosa verdad para evitar confrontaciones, sino conocimiento mutuo, en el que las auténticas contraposiciones se conservan y se sitúan bajo clara luz.

En el diálogo hay una esencial y necesaria tolerancia, que se mantiene incluso en la más acerada expresión de las oposiciones.

El gran enemigo del diálogo y de toda búsqueda abierta de la verdad es la «voluntad de poder». Tendencia al poder y diálogo se excluyen mutuamente

La meta del diálogo no puede consistir en anular o encubrir (ni hasta para mantener una supuesta Paz).

El objetivo del diálogo no es “quedarse felíz” y con ello conformar a las partes, sinó la búsqueda de la verdad (aunque esta sea antipática)

Una necesidad objetiva de diálogo: Hoy la palabra «diálogo» se ha puesto de moda, y se la emplea para designar los más diversos tipos de conversación, aunque no siempre aparezcan suficientemente en ella los criterios de apertura, atención a las ideas del interlocutor y disposición a modificar los propios puntos de vista. Y, sin embargo, estos criterios deberían presidir todas las conversaciones .

El gran enemigo del diálogo y de toda búsqueda abierta de la verdad es la «voluntad de poder». Tendencia al poder y diálogo se excluyen mutuamente: Esto no significa incondicionalmente una negativa radical frente a todo poder, sino más bien el requerimiento de que todo poder y autoridad tengan estructura dialogante. Toda pretensión de verdad reclama validez. Pero cuando esta autoridad se niega a dialogar con las otras posiciones o intenta dominarlas, aparece el peligro de faltar a la verdad. La renuncia al poder se puede manifestar en el diálogo de diversas maneras: por ejemplo no reteniendo información al adversario, o exponiendo abiertamente no sólo los puntos fuertes sino también los débiles (no siempre fácilmente percibidos por el interlocutor) de su propia posición. De todos estos factores depende la fructuosidad del diálogo.

Sin embargo, la negación de entablar diálogo no es el único enemigo del mismo. Como ya hemos visto, el diálogo se caracteriza por una búsqueda de la verdad, sin prejuicios que nos impidan contemplar las opiniones que no compartimos. Desde este punto de vista, una forma de “pseudodiálogo” es la retórica, ya que admite la posibilidad de intercambiar ideas y discutir asuntos, pero en realidad se centra en la habilidad para persuadir y convencer, no buscando en realidad alcanzar la verdad, sino manipular la opinión.

Diálogo. (2008, 11) de agosto. Wikipedia, La enciclopedia libre. Fecha de consulta: 03:21, agosto 22, 2008 from http://es.wikipedia.org/w/index.php?title=Di%C3%A1logo&oldid=19370617.


Mis sitios nuevos:
Emprendedores
Politica de Privacidad